miércoles, 7 de abril de 2010

PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE INSOLACION

DEFINICIÒN:



Es un cuadro desencadenado por una exposición excesiva al calor irradiado por el sol, lo que ocasiona un gran aumento de la temperatura corporal


Afecta a personas de cualquier edad, es en los niños en los cuales se observa con mayor frecuencia. Las personas expuestas mucho tiempo al sol, tienen mayor predisposición a presentar el cuadro en algún momento, sobre todo en los primeros días del verano.


La realización de prácticas deportivas al aire libre, donde los rayos solares llegan directo a nuestro cuerpo, implica muchas veces un riesgo significativo de padecer una insolación. Esto se debe fundamentalmente a que además de la exposición a temperaturas elevadas, al realizar una actividad física, el organismo incrementa enormemente la producción de calor.


La baja ingesta de líquidos, la falta de aclimatación y de acondicionamiento físico y el no uso de protección solar adecuada, son factores que predisponen al desarrollo de un síncope por calor.


FACTORES DE RIESGO


• Edad superior a 60 años.


• Problemas para la transpiración (sudoración).


• Tiempo caliente y húmedo.


• Trabajo en ambientes caldeados.


• Permanencia excesiva al sol.










SINTOMAS


• Fiebre (temperatura corporal por encima de 104° F, 40° C).


• Comportamiento irracional.


• Confusión extrema.


• Piel seca, caliente y roja.


• Respiración rápida y superficial.


• Pulso rápido y débil.


• Calambres musculares intermitentes en extremidades y abdomen.


• Convulsiones.


• Pérdida del conocimiento.


• Dolor de cabeza.


• Mareo.






PREVENCION


Cuando el índice de calor es alto, quédese adentro en áreas con aire acondicionado cuando le sea posible. Si tiene que salir afuera tome las siguientes precauciones:


• Use ropa que le quede suelta, de materiales delgados y de colores claros.


• Protéjase del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.


• Use cremas protectora solar con un factor de protección contra el sol


• Tome bastante agua antes de comenzar cualquier actividad al aire libre.


• Programe las actividades vigorosas al aire libre para horas no tan calurosas; como antes de las 10 de la mañana o después de las 6 de la tarde.


• Durante una actividad al aire libre tome descansos frecuentes.


• Si tiene un problema médico crónico, pregúntele a su médico acerca de la mejor manera de lidiar con el calor, acerca del consumo de líquidos adicionales y acerca de sus medicamentos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada